Sin Fans no hay Paraíso: Cómo Crear un Programa de Embajadores

¿Qué sería de los equipos de fútbol o grupos de rock si no hubiera fans?

Un fan mueve montañas por seguirte, es leal y cuando habla de ti (te hace publicidad) sólo hay emoción en sus palabras.

En la era del talento, se ha puesto en valor los Programas de Embajadores o Employee Advocacy. Las organizaciones se han dado cuenta que hay pocas herramientas de Employer Branding tan poderosas como el boca a boca de sus empleados.

Según un estudio de Linkedin, los candidatos confían 3 veces más en las opiniones de los empleados que en los mensajes elaborados y diseñados por el propio Departamento de Marketing de la empresa.

Este dato indica que un empleado es una fuente de información fiable para aquellas personas que estén buscando trabajo.

Los colaboradores se han convertido en un nuevo canal de comunicación para las empresas.

Beneficios de Crear un Programa de Embajadores

¿En tu empresa hay colaboradores que se sienten identificados con la cultura de tu empresa? ¿Estos empleados son activos en redes sociales?

Aprovéchalo. 

La voz de los empleados es la voz más creíble de la empresa.

Cuando en una empresa hay un fan entre sus empleados, tiene una auténtica ventaja competitiva. No sólo va a ayudar a la compañía a cumplir sus objetivos, sino que allí donde vaya llevará orgulloso su nombre.

Antes de la era digital, el empleado que era feliz en su trabajo compartía con sus más allegados los beneficios de trabajar en su empresa. Pero hoy ese boca a boca también es digital.  

Si un embajador publica su experiencia en las redes sociales, puede alcanzar rápidamente a cientos o miles de amigos y conocidos que confíen en sus opiniones.

Y ese mismo embajador muestra de manera visual con fotos y vídeos lo que ocurre de puertas hacia dentro en la organización. De esta forma los el talento externo puede hacerse una idea sobre cómo es la cultura de la empresa, cómo es el ambiente laboral, cómo son sus futuros compañeros y, en definitiva, cómo sería trabajar en la empresa.

El mensaje contado por tus fans confirma cómo eres como empleador y, posiblemente, llegue a talento que de otra forma no sería posible.

6 Claves para Convertir a tus Empleados en Embajadores de Marca

1. Identifica a los embajadores potenciales

Es el momento de identificar qué colaboradores están comprometidos con la causa de la empresa. 

Acércate a ellos y coméntales sobre el programa de embajadores que estás preparando. Seguro que participan.

Además, si entre ellos hay colaboradores activos en las redes sociales o influencers, estás de enhorabuena. Ellos te ayudarán no sólo a llegar a más público objetivo, sino también a convencer al resto de compañeros a unirse a la iniciativa. 

Recuerda que la participación de los empleados en una iniciativa de Employee Advocacy nunca debe ser obligatoria.

2. Facilita el contenido 

Desde Marketing se diseña el contenido que se va a utilizar para impulsar tu marca empleadora. Compártelo con tus embajadores para que lo usen en sus medios sociales. 

Un contenido pre-elaborado ayudará a que tus fans no dediquen esfuerzo ni parte de su tiempo en crear nuevo material.

Puedes usar la intranet como medio para que se descarguen el material. Cuanto más fácil sea para ellos, mejor para la empresa.

3. Crea un hashtag

Un hashtag que lleve el nombre de tu compañía, combinado con otra palabra que refleje la cultura de la empresa (ej: #salesforceohana – ohana significa familia -), dará una pista a los candidatos sobre cómo es la vida dentro de la organización.

Estos hashtags se pueden usar tanto en Linkedin, Twitter, Instagram o Facebook.

Cuando un candidato hace click en un hashtag en uno de los canales sociales mencionados, tiene la oportunidad de ver (y respirar) el ambiente que predomina en la empresa. 

El hashtag también es una manera eficaz para medir el éxito del programa de embajadores y el impacto de tu estrategia de Employer Branding.

4. Da formación

Es importante que tus empleados sepan por qué están participando en el Programa de Embajadores y conozcan una serie de pautas para representar la empresa de manera adecuada en sus redes sociales.

Puedes aprovechar para volver a explicar el EVP de la empresa y recalcar los beneficios de trabajar en ella. 

Habrá empleados que sepan lo que están haciendo, pero otros seguramente no. Debes saber responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué valor/ finalidad tiene compartir contenido? 
  • ¿Qué tipo de contenido comparto?
  • ¿Puedo mostrar el interior de la empresa?
  • ¿Cómo y cuándo publico el contenido?
  • ¿Cómo sé que no estoy compartiendo el contenido equivocado?

Al final de la formación, tus colaboradores se habrán convertido en auténticos expertos en Marketing de Contenidos.

5. Sé flexible

Es importante dar a tus embajadores cierta flexibilidad en sus publicaciones, dentro de unas pautas, para que puedan expresarse con autenticidad, libertad y creatividad. Anímales a que cuenten sus historias desde su propia perspectiva y, sobre todo, ¡que se lo pasen bien!

6. Reconoce el buen contenido

Cuando una publicación de un embajador te llame la atención por su creatividad, autenticidad, composición o calidad, aprovecha la ocasión para reconocer al colaborador su buen trabajo y pedirle permiso para compartir su contenido en los canales corporativos; ya sea en la página de Linkedin, Facebook o en la misma Intranet.

Las ventajas de compartir el contenido de tus embajadores son:

  • Muestras a más público lo que dicen tus empleados, generando credibilidad.
  • Involucras activamente a tus colaboradores en la construcción de tu marca empleadora.
  • Reconoces el buen trabajo de tu embajador.

Con estas claves ya tienes las herramientas para empezar a construir un programa de Employee Advocacy que ayude a llevar tu marca empleadora al siguiente nivel.

¿En tu empresa existe un Programa de Embajadores?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *