Cómo Implantar la Psicología Positiva en La Empresa

A todos nos gusta que, de vez en cuando, nos reconozcan el esfuerzo cuando hacemos algo bien o nos den ánimos en algo que se nos atasca. Ahora hablan mucho de la psicología positiva en las empresas para resaltar y potenciar las cualidades y virtudes de las personas. 

El objetivo de estas acciones es incrementar el bienestar, satisfacción y felicidad de las personas.

La psicología positiva en el lugar de trabajo

La psicología positiva aplicada al entorno de trabajo ha demostrado ser de gran utilidad.

Provoca que los trabajadores se sientan más felices, tengan más iniciativa y ofrezcan un mayor grado de esfuerzo en su puesto de trabajo. Esto se traduce en más productividad y rentabilidad para la empresa.

Piensa en la siguiente pregunta: ¿Quién realizará mejor sus tareas?

A. Un trabajador motivado, cómodo y contento con su puesto de trabajo.
B. Un trabajador disgustado, que siente que no se le valora, y acude incómodo a trabajar.

6 Iniciativas de psicología positiva en el trabajo

Contrata un coach especializado. Te ayudará a organizar talleres y charlas, en los que se aplicarán técnicas para que los empleados salgan animados y motivados para dar lo mejor de sí mismos.

Reserva momentos del día para realizar ejercicio. El ejercicio físico nos ayuda a sentirnos mejor, además de ser saludable, reduce la ansiedad, aumenta las endorfinas, regula la respiración, e incrementa los niveles de serotonina que contribuye a reducir los efectos del estrés. Si no hay un gimnasio en la empresa, se pueden aplicar beneficios como el pago de cuota de un gimnasio o contratar un instructor de yoga, que combina ejercicio y meditación.

Promueve el Mindfulness: La práctica de mindfulness entre los empleados contratando un instructor para que los guíe en su práctica. O permitirles espacios y horarios para ejercitarlo. Esto les ayudará a reducir el estrés.

Pon salas de descanso. Espacios donde los empleados puedan interactuar de manera informal y/o descansar. Un ejemplo son los espacios abiertos con sofás, máquinas de café o videojuegos para entretenerse. A tu gusto, siempre teniendo en mente al colaborador para que pueda disfrutar de su rato libre de forma tranquila.

Expresa agradecimiento y frases positivas sobre tus compañeros. No sólo se creará un ambiente más colaborativo, sino que los trabajadores adquirirán el hábito de centrarse en las cosas positivas de su entorno.

Organiza quedadas informales fuera de la empresa. Esto te ayudará a conocer mejor a tus empleados y sus hobbies. Además, creará relaciones entre tus empleados, con lo que se sentirán más cómodos a la hora de ir a trabajar.

¿A ti que te parecen estas iniciativas? ¿Las aplicarías en tu empresa?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *